• Clelia Reboredo

Actividades Sensoriales

Actualizado: abr 4

Los elementos y recursos sensoriales son una parte básica del proceso de aprendizaje. Desde pequeños los niños y niñas exploran su alrededor, escarban la tierra, la arena y descubren objetos como piedras e insectos que después clasifican o coleccionan.

Aprovechamos esa tendencia natural a explorar y descubrir y la llevamos a nuestros espacios educativos de manera planificada y controlada.

Podemos rellenar nuestras bandejas, mesas o botellas sensoriales de infinitas maneras, algunas de mis favoritas son:

Arena, agua, tierra, polenta, maíz, arroz coloreado, grana de colores, papel picado, bolitas de gel, gemas, rocas, hojas, crema de afeitar, copos de algodón, pompones de colores, letras y números magnéticos o de otros materiales, etc.



> Descubre nuestros imprimibles que pueden ayudarte a planificar la clase <



Planificar cuidadosamente...

Es importante planificar cuidadosamente los objetivos de aprendizaje para las actividades sensoriales. Acompañando con distintas herramientas podremos apoyar esos objetivos. Es importante no poner demasiadas herramientas al mismo tiempo, sino ir cambiándolas periódicamente. Las herramientas que podemos incorporar son: pinzas, espátulas, cucharas de medir, cucharones, rastrillos y palitas de arena o jardinería, etc.





Si ponemos, por ejemplo, piedras pequeñas, piedras con letras o números, y pinzas estaremos explorando tamaños, letras y números y el fortalecimiento de pequeños músculos a la vez que el sentido del tacto y el visual. Si colocamos fideos de colores y pequeños contenedores como los envases de los postrecitos infantiles, estaremos practicando clasificación.

También podemos realizar bolsas sensoriales, solo necesitamos bolsas de alimentos con cierre, gel, colorante y pequeños objetos. ¡Funcionan casi como una pantalla táctil! Solo debemos arrastrar los objetos y divertirnos descubriendo formas.


> Te invitamos a ver nuestros artículos en la tienda educativa <

Eres de Argentina? Clic > Aquí <



Rienda suelta a las ideas..!

Me gusta incluir objetivos de higiene y autocuidado, aprovechando que una buena parte del material caerá al piso. Con solo poner un cesto de basura, una escoba y una palita, los niños y las niñas podrán recoger el material que haya caído. Al principio sugiero hacer un cuadrado con cinta el piso como apoyo visual de la zona donde se deben juntar los desperdicios para luego recogerlos con la pala y tirarlos al cesto. Con el tiempo podremos deshacer esta ayuda.


Recuerda: Actividades divertidas, atractivas y planificadas!



#ActividadesSensoriales

#divulgaTEA

#AprendoconCle

#autismo

#CleliaReboredo

#PlanificacionEscolar

#Imprimibles

266 vistas